¿Por qué 20 km por día: Una etnografía a pedal?

Queremos contarles algunos detalles clave de nuestro proyecto y el por qué del nombre. Quienes nos conocen, ya saben que estamos haciendo el intento constante de tender puentes entre la academia y la movilidad cotidiana dentro de la ciudad y también viajando en bicicleta. Sin embargo consideramos que hace falta seguir construyendo estos conceptos para utilizarlos y entenderlos mejor. Aquí les presentamos la gestación de 20 km por día y las líneas principales en las que trabajamos diariamente en este proyecto. 

¿Por qué 20 km por día?

Pensando en hacer grandes recorridos en bicicleta, nos dejamos llevar mucho, entonces surgió enseguida el intento de calcular cuánto tiempo nos llevaría recorrer una cierta cantidad de kilómetros.

 

Generalmente cuando pensamos en una distancia de un punto a otro, ya sea por tierra o aire, pensamos en horas en relación a kilómetros. Esto puede ser porque pensamos en función de la velocidad promedio de un automóvil. En bicicleta es diferente, muy diferente. Un día puedes hacer 150 kilómetros a un promedio de 20 km/h y al día siguiente hacer 20 km en todo el día.

 

Es por eso que llegamos a la conclusión de que debíamos calcular un promedio, evidentemente en función de los días y no de las horas.

 

Por otro lado, para quienes usamos la bicicleta en la ciudad, recorrer 20 km en un día es algo muy común.

 

Es un promedio incluso recomendable como ejercicio diario. Por otro lado, usar la bicicleta diariamente es la mejor forma de entrenar para un viaje y la diferencia entre hacer 20 km en un día por la ciudad o viajando son las alforjas y el peso.

 

Por último y también en relación a la velocidad y el tiempo, unas de las cosas en las que coinciden los viajeros más experimentados es en que cuando estás viajando cambia la percepción del tiempo.

 

Viajando en bici el contacto con la intemperie hace que el sol sea tu reloj y el clima marque estrictamente la agenda. No podemos pensar en un ritmo de "horas" viajando en bici. Entonces los días se vuelven unidades básicas de tiempo.

¿Una etnografía a pedal?

Pensamos que es necesario compartir una definición académica de la palabra etnografía, para después explicar qué es lo que queremos hacer nosotros, que no es exactamente lo mismo que se realiza en la Universidad.

 

La etnografía es una metodología para investigar. Entonces la etnografía es una forma de conocer realidades e históricamente han variado sus enfoques y sus usos. Lo que podríamos decir que se ha mantenido en su seno, es el interés por conocer y describir lo desconocido, lo exótico, lo raro, etc.

 

Los antecedentes de esta forma de conocer el mundo se remontan a la época colonial, cuando las potencias (principalmente Inglesa) queriendo expandir su dominio, utilizaban la información que era recolectada por exploradores que por locura o pasión eran enviados a los nuevos lugares.

 

Hacia el Siglo XX, la etnografía se proclamó como tal. August Schlozer marcó un hito cuando aportó con su trabajo de campo, en lo que hoy es Oceanía, varias etnografías que describieron acciones colectivas que para occidente no tenían sentido hasta entonces.

 

Las posibilidades que ofrece el enfoque metodológico se ajustan a nuestro interés por conocer el mundo y describirlo tendiendo puentes con la academia. Además, este es un tipo de metodología que no des-humaniza a las personas ni las convierte en estadísticas.

 

 

Ustedes se pueden preguntar: "¿Los psicólogos investigan?" y es una pregunta común. Nosotros venimos de la academia, específicamente desde la Psicología y nos interesa la investigación. Quizas muchas personas tienen la idea del psicólogo en un consultorio atendiendo pacientes en un diván, pero ese no es el único ámbito donde se puede trabajar.

 

 

En nuestro caso, terminamos la formación de grado y hemos decidido llevar adelante este ensayo de etnografía a pedal. En este viaje por Uruguay, Argentina, Paraguay y Chile pretendemos producir material inspirado en los encuentros con las personas, articulando cuando se pueda con la academia. Sabemos que no va a ser fácil, ya que una de las características del enfoque etnográfico es conocer los lugares permaneciendo un buen tiempo y nosotros queremos estar siempre en movimiento. Seguramente ese sea uno de los mayores desafíos, movernos tan despacio como sea necesario.

El objetivo general de este proyecto es conocer de primera mano las formas de vida que conviven en nuestro continente, los modos en que las personas se relacionan entre sí y con su medio ambiente, con particular atención en la movilidad como capital humano. 

 

También pensamos en tres objetivos específicos que nos ayudan a guiar el trabajo:

 

El primero es registrar relatos que den cuenta de las formas de vida de las comunidades y/o ciudades y co-construir contenido producto del diálogo entre las diferentes voces e ideas con respecto a los modos de habitar el espacio y moverse en él.

 

El segundo objetivo que queremos llevar adelante es re-conocer lugares de gran valor ambiental y bellos paisajes que no siempre integran los itinerarios turísticos tradicionales.

 

Por último, pero no menos importante, nos interesa promover el uso de la bicicleta y los beneficios individuales y colectivos que produce el uso diario.

 

Todo el material que vamos a produciendo está en esta web, donde también pueden ver lo que hemos hecho hasta ahora y cómo nos venimos preparando. Los videos serán subidos a nuestro canal de Youtube, y los detalles del día a día los pueden seguir en Facebook, Instagram y Twitter.


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    julia Belen ,,,,,,Tarariras Colonia (martes, 22 mayo 2018 14:17)

    chicos felicitaciones x cumplir su Sueño, mucha Suerte todo se puede cuando se quiere, y bueno como dicen ustedes vender todo no es facil ,,,,bessssssooooo y vamos Arriva..MMMMMUUUUAAA